domingo, 30 de octubre de 2016

Pasta con pesto de brócoli y almendra


¡¡¡Mi segunda receta salada en menos de una semana!!!

Alucino conmigo.

No me lo creo ni yo.

Parece que este blog vuelve a sus orígenes, a esos primeros posts en los que publicaba las recetas que, de toda la vida, se hacían en mi casa. En su mayoría eran platos de cocina casera, detrás de los cuales, en buena parte, solía estar la buena mano de mi madre. Por supuesto, yo intervenía, pero de pinche-aprendiz-aficionada.




Pero la racha salada no va a durar mucho más. La romperé en los próximos días. La siguiente entrada estará dedicada a un brownie súper bueno y chocolateado, con toques cítricos, que ya os enseñé en Instagram. Una delicia de lo más suculenta. Estáis avisados.


Y ahora sé que será complicado, pero pido que os olvidéis de ese brownie que nos acaba de activar las papilas gustativas como si llevásemos décadas sin probar el dulce. Ahora es el momento de un plato de pasta y verdura. Sí, lo sé, después de hablaros de un mega brownie, daros la receta de un plato con brócoli suena a coña, pero tenía que publicarlo ya mismo, sin demora. Corría prisa. El motivo es que con esta receta quiero participar en el concurso Recetas con Brócoli, que organiza Canal Cocina, ¡¡¡y el plazo finaliza en tan solo tres días!!!


Participo in extremis. Pero no podía dejarlo pasar. El brócoli es una de las verduras que más consumimos en casa, fundamentalmente por las miles de propiedades que, dicen, posee, y porque simplemente nos gusta y es muy versátil.


Para esta receta he hecho una especie de "pesto", si es que se puede llamar así, ya que no lleva ni albahaca ni los consabidos piñones, ni siquiera parmesano (no tenía). En su lugar, lo he elaborado con brócoli muy picadito, almendras tostadas picadas, queso (le puse tierno, El Cigarral, que era el que tenía en casa) y un buen chorro de aceite de oliva virgen extra. Todo esto lo mezclé con la pasta hervida y unas cuantas piñas más de brócoli.

Está muy bueno, de verdad. La mezcla del brócoli con la almendra me ha sorprendido para bien. Muy rico, sí señor. 



Pasta con pesto de brócoli y almendra:

INGREDIENTES (para 2 personas)

  • 220g de pasta 
  • Un brócoli de 400-500g
  • 50g de queso tierno finamente rallado
  • 50g de almendras tostadas
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal



PREPARACIÓN

  1. Comenzamos cortando, separando las piñas y lavando el brócoli. Lo hervimos en un poco de agua con sal hasta que esté tierno. 
  2. Por otro lado, cocemos la pasta en una cazuela con abundante agua salada, según las instrucciones del paquete. La escurrimos y reservamos un par de cucharadas del agua de cocción.
  3. Picamos muy bien la mitad del brócoli, y lo mezclamos con el queso tierno rallado, las almendras picadas, las dos cucharadas del agua de cocción y unas cinco cucharadas de aceite de oliva virgen extra.
  4. En una fuente amplia, colocamos la pasta. Añadimos las piñas de brócoli restantes, y las repartimos entre la pasta. Por último, incorporamos el "pesto". Mezclamos todo y servimos.


¡Un besazo! ¡Hasta muy prontito!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Analytics